sábado, 8 de junio de 2013

NUEVO CORREO ELECTRÓNICO DE RADIO ARCOS

Desde el 30 de Mayo 2013 el nuevo correo electrónico de Radio Arcos será radioarcos@terra.com  desde ese día el actual radiar@terra.es  deja de estar activo.. 

ARGOMAR NUEVA ESTACION DE SERVICIO EN ARCOS DE LA FRONTERA EN EL CRUCE DE LOS TRES CAMINOS


FOTOS CAMADA DE PERDICES EN LOS CAMPOS DE ARCOS




CARTEL X ROMERÍA VIRGEN DEL ROCÍO LA APARECIDA

Hola buenos días me gustaría sumarme al dolor de la familia de MARÍA GUERRERO MORENO no la conocía pero al llegar mis padres y contarlo sentí tanta pena que no podía dejar de llorar este año mi romería y la misa será  para ella y su familia para que la virgen les ayude.  un abrazo por favor trasmíteselo a la familia

ERMITA DEL ROCIO APERECIDA ORIHUELA 

FOTOS PORTADA NOSTALGIA BAJO LA LUNA 08-06-2013














NUEVO DÍA

Hay más felicidad en dar que en recibir, y esto es absolutamente cierto.
La felicidad no está como un entre fuera de nosotros y se hace patente,
sensible, cuando damos, cuando compartimos, cuando amamos.
Por eso si quieres ser feliz, aprende primero a dar y a amar.
Y aprende de las cosas simples y sencillas que quizá puedan servirte.
Como no pedir amistad, mejor concédela.
No esperes regalos, mejor ofrécelos.
No busques amor, dalo tú.
No busques la muerte, vive con dignidad.
No esperes oportunidad, créala.
No desperdicies el sufrimiento y los errores, aprende de cada uno de ellos.
No tengas prejuicios, ten disponibilidad.
No busques honores, pero honra aun al más pequeño.
No reniegues de la enfermedad, porque es también un camino para llegar a Dios.
No te consideres superior a nadie, porque todos somos hijos de Dios.
No te aferres a nada, porque Dios te ha creado libre.
Desprecia siempre lo vulgar, lo corriente, porque vales mucho más que las cosas que te da la vida.
Vales más que las flores, y tu destino es el cielo.
Define cuál es tu verdad y defiéndela con orgullo, porque es absolutamente tuya.
Ámate a ti mismo y construye tu felicidad, porque para ti solo existe una verdad irrefutable: tu propia existencia.
Disfruta la felicidad que ahora tienes, nadie sabe qué vendrá el día de mañana.
Vive pensando en las cosas que la vida te otorga, no en las que no te ha dado, porque ni siquiera has buscado las oportunidades necesarias.
Y recuerda que los dones más valiosos son la paz, la alegría, el silencio, la oración, un buen libro, una buena canción, un gran amor, un buen recuerdo…y Dios.
Después de todo, Él es el gran amigo de todos.
Cada día, sin importar si el año comienza o está terminando ya o estás justo a la mitad, es un buen momento para recapacitar lo que estás haciendo, lo que pienses, lo que sientas y lo que quieres. Piensa que las cosas son más sencillas de lo que parecen, piensa en no ser rebuscado ni complicado. Piensa en lo que realmente vale la pena: que es lo que tienes dentro de ti mismo.

Autor: desconocido

BUENOS DÍA DESDE ARCOS DE LA FRONTERA

Antonio Stradivarius fue un fabricante de violines del siglo diecisiete, cuyo nombre en su forma latina, Stradivarius, se ha convertido en sinónimo de excelencia.
Él dijo una vez que hacer un violín que no alcanzara su más alto nivel sería perjudicar a Dios, quien no podría hacer los violines de Antonio Stradivari sin Antonio.
Tenía razón. Dios no podría hacer violines Stradivarius sin Antonio Stradivarius. Este artesano recibió ciertos dones que ningún otro fabricante de violines poseía.
Del mismo modo, hay ciertas cosas que puedes hacer que ningún otro puede.
Quizás sea la crianza de tus hijos, o la construcción de casas, o dar aliento al desanimado.
Hay cosas que sólo tu puedes hacer, y que para hacerlas es que vives.
En la gran orquesta que denominamos vida, tú tienes un instrumento y una canción, y tienes el deber ante Dios de ejecutar ambos de manera sublime..
Dios ha colocado en el corazón de cada persona semillas únicas. Puedes mirar tus huellas digitales y son la evidencia de la exclusividad de Dios contigo. Hay cosas que sólo tu podrás hacer y nadie más. Vive hoy honrando al Creador usando tus dones y ministerios.


Lucado, M., & Gibbs, T. A. (2001). Promesas inspiradoras de Dios (Page 139). Nashville, TN: Caribe-Betania Editores