.

.

Entrevista de portada

                           

 

Si fuera

LA BELLEZA NATURAL.... ARCOS DE LA FRONTERA

LA BELLEZA NATURAL.... ARCOS DE LA FRONTERA

ARCOS, UNA POSTAL PARA LA HISTORIA

ARCOS, UNA POSTAL PARA LA  HISTORIA

ARCOS DE LA FRONTERA EN LA HISTORIA

ARCOS DE LA FRONTERA EN LA HISTORIA

EN POSITIVO ....

EN POSITIVO ....

CALENDARIO DE EVENTOS

miércoles, 5 de octubre de 2011

RECUERDOS DEL NAZARENO DE ARCOS 2010





VÍDEO BODA DE LA DUQUESA DE ALBA

Obstáculos

Obstáculos

Cuándo se presenta una oportunidad importante, pones en balanza las mejores cosas y personas de tu vida para llegar a realizarte, sin embargo, aún con todo el esfuerzo que esto implica sientes en un momento ya desistir mientras todo parece estar perfecto, a la primera de cambio que estás en conflicto con situaciones o personas; lo único que se te viene a la mente…
¿Qué estoy haciendo aquí, batallando? Quieres dejar todo y llegas a un punto de inestabilidad. Y de repente existe un instante de reflexión: La verdad es que la mejor forma de reconfortarte y renovarte es hablar con Dios; aún cuándo no sabes si te escucha. Cuándo ni siquiera sabes que exista.
Pero cuándo hay confianza hay fe y esta segunda; es la prueba de que Dios existe mientras haya esperanza hay fe. No todo en la vida sale como lo planeas, pero si pones tus mejor esfuerzo y empeño en lo que haces...
La satisfacción es lo que sé queda de ti, plasmar una etapa de tu vida es el mejor regalo que pueda existir en la humanidad.
Colaboración de Evelyn
México
www.tubreveespacio.com 

EL POETA Y LA POESÍA SALVADOR RUEDA

El acento dulce
de tu voz amada,
me parece una ola de llanto
que besa las playas.

FÁBULA DE SAMANIEGO

Peñaflorida, director perpetuo
de la Real Sociedad Vascongada de los Amigos del País


Mientras que con la espada en mar y tierra
Los ilustres varones
Engrandecen su fama por la guerra,
Sojuzgando naciones,
Tú, Conde, con la pluma y el arado,
Ya enriqueces la patria, ya la instruyes,
Y haciendo venturosos has ganado
El bien que buscas y el laurel que huyes.
Con darte todo al bien de los humanos
No contento tu celo,
Supo unir a los nobles ciudadanos
Para felicidad del patrio suelo.
La hormiga codiciosa
Trabaja en sociedad fructuosamente,
Y la abeja oficiosa
Labra siempre ayudada de su gente.
Así unes a los hombres laboriosos
Para hacer sus trabajos más fructuosos.
Aquél viaja observando
Por las naciones cultas;
Éste con experiencias va mostrando
Las útiles verdades más ocultas.
Cuál cultiva los campos, cuál las ciencias;
Y de diversos modos,
Juntando estudios, viajes y experiencias,
Resulta el bien en que trabajan todos.
¡En que trabajan todos! Ya lo dije,
Por más que yo también sea contado.
El sabio Presidente que nos rige
Tiene aun al más inútil ocupado.
Darme, Conde, querías un destino,
Al contemplarme ocioso e ignorante.
Era difícil; mas al fin tu tino
Encontró un genio en mí versificante.
A Fedro y Lafontaine por modelos
Me pusiste a la vista,
Y hallaron tus desvelos
Que pudiera ensayarme a fabulista.
Y pues viene al intento,
Pasemos al ensayo: va de cuento.

El León, rey de los bosques poderoso,
Quiso armar un ejército famoso.
Juntó sus animales al instante:
Empezó por cargar al elefante
Un castillo con útiles, y encima
Rabiosos lobos, que pusiesen grima.
Al oso le encargó de los asaltos;
Al mono con sus gestos y sus saltos
Mandó que al enemigo entretuviese;
A la Zorra que diese
Ingeniosos ardides al intento.
Uno gritó: «La liebre y el jumento.
Éste por tardo, aquélla por medrosa,
De estorbo servirán, no de otra cosa.»
«¿De estorbo? dijo el Rey; yo no lo creo.
En la liebre tendremos un correo,
Y en el asno mis tropas un trompeta.»
Así quedó la armada bien completa.

Tu retrato es el León, Conde prudente,
Y si a tu imitación, según deseo,
Examinan los jefes a su gente,
A todos han de dar útil empleo.
¿Por qué no lo han de hacer? ¿Habrá cucaña
Como no hallar ociosos en España?.

NUEVO DÍA

Una nube llena de colores, quizá sería un arcoíris
Un ser observando el espacio, la galaxia del mundo
De mi corazón, las gentes que pasan por ahí
Las risas, todo por lo que la vida es interesante,
Tu protección un ángel que para los niños existe así como Dios en tu corazón.
Un Angel que trae paz y alegria a los corazones
Eres la luz de la mañana
Eres la luz de la tarde
... un angel.
Autor: Dina Urbina

FOTO DE JUANI MORALES RUBIO FIRMANDO EN EL LIBRO DEL PROGRAMA NOSTALGIA BAJO LA LUNA DE RADIO ARCOS

Seminario Desata tu Potencial - Juan Planes días 21- 22 de Octubre en la Universidad de Cádiz

RADIO ARCOS 5 DE SEPTIEMBRE 2011











RADIO ARCOS EMISORA MUNICIPAL, PROGRAMACIÓN PARA LA NOCHE  DE HOY MIÉRCOLES  5    DE OCTUBRE 2011.

A LAS 20:00 HORAS: INFORMATIVOS R.N. E

ENTREVISTA  A LAS GRECAS Y A FENIXX MÚSICO DE RAP .

22:00 HORAS: CLÁSICOS EN LA NOCHE: POESÍA Y LA MEJOR MÚSICA CLÁSICA DE TODOS LOS TIEMPOS.

22.30 HORAS: LA CANCIÓN DE TU VIDA: TEMAS MUSICALES PRESENTADOS Y ELEGIDOS POR NUESTROS OYENTES.

23.00 HORAS “NOSTALGIA BAJO LA LUNA “EL PODER DE LA PALABRA


ENTREVISTAS DEL AÑO 2009: MANUEL IGLESIAS QUIÑONES “EL CANARIO “

SIEMPRE BAJO LA LUNA: ANA FLORES DOMÍNGUEZ.

HOMENAJE: ENTREVISTA AL REVERENDO D. JUAN CANDIL RÍOS.

REFLEXIONES DIARIAS: EL MILAGRO. 

SI FUERA : RAFA JIMÉNEZ.

GENTE DE ARCOS: ANDRÉS MÁRQUEZ (1998)

3 A 5 DE LA MADRUGADA: MADRUGADA EN LAS ONDAS.  


RADIO ARCOS, LA RADIO QUE SE ESCUCHA, 29 AÑOS EN TU VIDA.


FOTOS EN PORTADAS DEL DÍA DE HOY












MEDITACIÓN DIARIA

Dios Niño dormía seguro en brazos de María
Meditaciones del Rosario. Tercer Misterio de Gozo. El Nacimiento del Jesús. 
Autor: P Mariano de Blas LC | Fuente: Catholic.net



Salí por los caminos del mundo
buscando un ser que me quisiera mucho,
que me quisiera más que nadie.

Lo encontré en una cueva:
Era un Niño pequeño,
eras Tú, mi Señor.
Tú eres mi amor largamente soñado,
mi amor eterno, mi grande y único amor.

Dejé a la puerta del portal todas mis cosas,
dejé mis riquezas, dejé mis otros amores.
Me pasé sin nada y entré en la cueva.
Lo tomé en los brazos,
 
lo único que quiero tener:mi Dios y mi todo.

Tú me has amado, Niño Dios, como nadie.
Tú has apostado por mí todo.
Tú mismo te has ofrecido.
Hoy he comprendido cuánto me quieres.

Yo, que tantas veces he dudado,
ya no dudo.
Yo, que tantas veces te he traicionado,
ya no más.

Yo, que mil veces me siento infeliz,
turbado, angustiado... nunca más.
Tú eres mi respuesta.
Tú eres la luz que ilumina mi senda.
Tú eres desde hoy la alegría de mi corazón.

Tú siempre estarás conmigo.
Yo también quiero.
Tú me pides que sea santo.
Te lo prometo.
Tú me quieres un apóstol, un hombre del Reino,

Aquí estoy.
La vida que repartí entre tantas criaturas,
hoy es toda tuya.
Ya no lloro, ya no temo al futuro.
Tú eres mi espléndido futuro.

Desde que bajaste a la tierra,
hiciste de la vida una aventura apasionante.
Y voy a hacer de mi vida
una aventura apasionante.

Al decirte que te quiero como a nadie,
te digo que quiero con la misma fuerza tus amores.
Quiero a tu Padre, porque Tú me lo has dado.
Quiero a tu Madre, que ya no es solo tuya,
es mía también.

Quiero a las almas, porque son tuyas y son mías,Porque diste por ellas un precio muy alto.
Si obras son amores,
muy grande debe ser tu amor por ellas.
Hoy entro en tu cueva.

Quiero arrodillarme junto a ti,
a reparar lo que ha sido mi vida:
 
tu pesebre, tus pajas hieren la carne muelle de mi sensualidad.

Tu amor ame golpea.
Tu amor me pone de rodillas.
¡Gracias, Amor!
¡Gracias, Jesús!


Madre de Dios y Madre del hombre

Júbilo eterno nació en su corazón
desde que supo que era la elegida
para Madre de Dios.

Dios en su seno durante nueve meses.
Ninguna madre ha gustado la felicidad
de ser madre tan profundamente,
tan tiernamente como la Madre de Jesús.
Dios en sus brazos, alimentándose de Ella,
dormido dulcemente junto a Ella,
prestándole el calor de su cuerpo
y la seguridad de una madre.

Dios Niño dormía seguro en sus brazos.
Dios de la mano de María, Dios caminando
no ya entre las estrellas y rodeado de los ángeles, de la mano de su Madre, pequeñito,
por las calles de Nazaret.

El hijo de María, tan guapo como Ella
tan igual a Ella, tan hijo de Ella,
cogido de su mano.

Un día, al querer tomar la mano de Jesús,
sintió un dolor en su mano, un dolor en sus ojos, un dolor en su corazón.

Dirigió sus ojos de cielo a la mano que le hería, a aquel niño malo, vestido de harapos,
descalzo, enfermo y herido.

“Ahí tienes a tu hijo, mujer”.
Y besó a aquel niño malo en la frente,
diciéndole con ternura celestial: “Hijo mío”.
Ese niño era yo...

No pudiste ofrecerle nada material: unas pajas, un pesebre, unos pañalitos.
 
Jesús no te pidió nada de eso. Tu amor le arropaba como la mejor cobija; tu pureza le hacía sentirse alimentado como el manjar más sabroso. Jesús nació con más amor, con más ternura y cariño que ningún otro niño.
 


Dios te lo agradece infinitamente, María.
-No tengo nada que ofrecerte
-No puedes ofrecerme nada mejor. Esas pajas, pañalitos y pesebre son mejores que a las cunas, los vestidos, los palacios de los niños ricos.

El regalo más grande de María a nosotros es Jesús. Podemos quedarnos sin nada de la tierra, y lo tenemos todo con Jesús. Quien a Jesús tiene, nada la falta.

Pensar que ese maravilloso don quiso dárnoslo el Padre por ti, a través de tus manos, de tu cuerpo, a través de tu corazón. ¡Gracias, María; ¡Gracias, Jesús, por habernos dado el regalo más grande, precioso y totalmente inmerecido!

El regalo más grande que podemos dar a los demás es Jesús por medio de María. El regalo no se achica, porque se le distribuya a más personas, Jesús puede ser de todos y quiere ser de todos, y Jesús todo entero es de cada uno.

María presentó a Jesús a los pastores; a cada uno le dijo: Aquí tienes a mi hijo, es todo tuyo. Y cada uno de nosotros nos lo ha presentado de igual forma; ahí tienes a Jesús; es todo tuyo y para siempre. Y ¿qué hago yo con Jesús? ¿Qué han hecho otros? Conocerlo hasta el éxtasis; amarlo con todo su corazón, toda su alma, toda su mente y todas sus fuerzas. Predicarlo a todos; darlo a conocer a todos,

Jesús es alimento, Jesús es vida, es camino, es felicidad sin fin. No sabremos hasta el cielo qué regalo nos han dado. Perderlo es perderse eternamente, es quedar aniquilado, sin nada. Con Jesús eres rico, feliz, realizado. Sin Jesús eres un desgraciado sin nombre.

A veces se hace mucha teoría sobre el apostolado. Pero consiste sencillamente en dar a Jesús al hermano para que sea, para que se realice, para que alcance la felicidad sin fin.