miércoles, 3 de julio de 2019

ACCIDENTE DE TRÁFICO LA AUTOVÍA SAN FERNANDO CÁDIZ. UN MOTORISTA FALLECIDO.



ACCIDENTE DE TRÁFICO LA AUTOVÍA SAN FERNANDO CÁDIZ. UN MOTORISTA FALLECIDO.

    Bomberos recata el cuerpo de un varón atrapada bajo un vehículo en Ca-33 Km.7. Una moto es desplazada del carril y es atropellado por el vehículo que circulaba por el otro en la misma dirección. Fallecido.
    Bomberos ha de elevar todo el turismo con cojines neumáticos para recuperar el cadáver.
    Una dotación de CBPC en el parque de San Fernando con 3 vehículos.
@BomberosCbpc

03.07.19.- Efectivos del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz en el parque de San Fernando han intervenido este mediodía en un accidente de tráfico ocurrido en la CA-33, autovía Cádiz San Fernando en el tramo entre ambas localidades, Km.7. El accidente se produce cuando una moto circulaba por uno de los dos carriles y es desplazada por el vehículo que circulaba por el mismo hasta el carril paralelo desplazando la moto y haciendo que ésta acabe derrape contra el quitamiedos mientras su ocupante en atropellado por un turismo que circulaba por ese carril quedando debajo del mismo. El conductor de este vehículo no ha sufrido daños físicos. Bomberos ha tenido que utilizar cojines neumáticos para elevar en su totalidad el turismo y recuperar el cadáver. Una vez liberado sanitarios certifica su fallecimiento. La actuación se ha prolongado durante una hora   
Ha intervenido una dotación del parque del CBPC en San Fernando con 3 vehículos: un vehículo urbano ligero y uno urbano pesado y uno de mando. Han utilizado equipo hidráulico y herramientas de mano.
La actuación se iniciaba a las 12:21 con una llamada a la Sala de Emergencias del 085 y finalizaba a las 13:15 con la llegada a parque de los efectivos. En el lugar, junto a Bomberos, efectivos de Policía Local, Nacional y servicios sanitarios.
Esta información ha sido remitida por el Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz (CBPC)
VÉRTICE CONSULTORA.

LAS OBRAS PFEA TRANSFORMAN LA CALLE CRISTÓBAL COLÓN Y ADYACENTES



LAS OBRAS PFEA TRANSFORMAN LA CALLE CRISTÓBAL COLÓN Y ADYACENTES


Se está desarrollando una primera fase. La segunda dará comienzo, previsiblemente, en el mes de octubre o noviembre

El Alcalde de Arcos, Isidoro Gambín, junto a la diputada provincial de Empleo, Ana Carrera y el delegado de Urbanismo, Diego Carrera, ha girado visita a las obras que se están acometiendo en varias calles del Casco Antiguo con el Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA) 2018.
Los representantes municipales han comprobado el estado de reurbanización de Cristóbal Colón, Cuesta de las Monjas, Cuesta de Valdespino y Juan del Valle. “Seguimos mejorando las calles de Arcos, arreglándolas a coste cero para el Ayuntamiento gracias al PFEA”, destacaba Gambín. Estas mejoras en el centro histórico incluyen las instalaciones nuevas de abastecimiento de agua y alumbrado, así como la pavimentación. Además,  se está mejorando la accesibilidad en las cuestas.
El presupuesto de esta actuación es de 640.078 euros. “No sólo significa la mejora de nuestras calles, de nuestras infraestructuras; sino que también da muchísimo trabajo en Arcos que hace mucha falta”, destacaba el regidor arcense.
La diputada de Empleo, Ana Carrera ha explicado que el Programa de Fomento de Empleo Agrario está cofinanciado por Ministerio de Trabajo, Junta de Andalucía y Diputación de Cádiz. “El Pfea tiene como objetivo generar empleo especialmente para aquellas personas del mundo agrícola, y también el de mejorar nuestro pueblos”. En concreto, la actuación que se está acometiendo en el Casco Antiguo está posibilitando “que la calle sea más bonita, que se mejoren sus infraestructuras y que las escaleras sean más cómodas para las personas”, destacaba.
Por su parte, el nuevo delegado de Urbanismo, Diego Carrera, ha incidido en que se trata de “mejorar la vida de los ciudadanos, dando solución a una demanda histórica”. Ha subrayado igualmente las mejoras en el saneamiento y las nuevas escaleras adaptadas a personas con movilidad reducida.
Los trabajos se están ejecutando en una primera fase. La segunda dará comienzo, previsiblemente, en el mes de octubre o noviembre, con la finalización de la calle Cristóbal Colón y la remodelación de la plaza del Santísimo Cristo de la Vera Cruz para concluir en la calle Corredera a la altura de la parada de autobuses.

NUEVO DÍA


Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales.
También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante. Durante la función, la enorme bestia hacía despliegue de peso, tamaño y fuerza descomunal... pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.
Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de tajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.
El misterio es evidente: ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye? Cuando tenía cinco o seis años, pregunté a algún maestro, a mi padre o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado.
Hice entonces la pregunta obvia: Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan? No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.
Con el tiempo me olvidé del misterio del elefante y la estaca... y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta. Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta:
"El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy pequeño".
Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado y que al día siguiente volvía a probar, y también al otro y al que seguía...hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Este elefante enorme y poderoso no escapa porque CREE QUE NO PUEDE.
El tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquélla impotencia que se siente poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás... Jamás... intentó poner a prueba su fuerza otra vez...
Cada uno de nosotros somos un poco como ese elefante: vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad. Vivimos creyendo que un montón de cosas "no podemos hacer" simplemente porque alguna vez probamos y no pudimos. Grabamos en nuestro recuerdo "no puedo... no puedo y nunca podré", perdiendo una de las mayores bendiciones con que puede contar un ser humano: la fe.
La única manera de saber, es intentar de nuevo poniendo en el intento TODO NUESTRO CORAZÓN y todo nuestro esfuerzo como si todo dependiera de nosotros, pero al mismo tiempo, confiando totalmente en Dios como si todo dependiera de él.
Autor desconocido




CAMPANARIO IGLESIA SAN JUAN DE DIOS DE ARCOS


Dori y María Ángeles desayuno en Café y Copas La Vinoteca