.

.

Entrevista de portada

                           

 

Si fuera

LA BELLEZA NATURAL.... ARCOS DE LA FRONTERA

LA BELLEZA NATURAL.... ARCOS DE LA FRONTERA

ARCOS, UNA POSTAL PARA LA HISTORIA

ARCOS, UNA POSTAL PARA LA  HISTORIA

ARCOS DE LA FRONTERA EN LA HISTORIA

ARCOS DE LA FRONTERA EN LA HISTORIA

EN POSITIVO ....

EN POSITIVO ....

CALENDARIO DE EVENTOS

domingo, 4 de septiembre de 2011

FOTOS INAUGURACIÓN EXPOSICIÓN PINTURA DE ANTONIO LOZANO EN LA JUNTA DE LOS RÌOS DE ARCOS 2011

VÍDEO ENTREVISTA AL PINTOR ARCENSE ANTONIO LOZANO MUÑOZ EN LA JUNTA DE LOS RÍOS 2011

RECUERDOS CABALGATA DEL CARNAVAL EN ARCOS DE LA FRONTERA 2008






CARRERA POPULAR SAN ISIDRO LABRADOR EN JÉDULA 2010

EL POETA Y LA POESÍA SALVADOR RUEDA

Para mirar qué es la vida,
cuando estoy en mi aposento
con un fósforo señalo
la forma de un esqueleto.

FÁBULA DE ESOPO


El asno juguetón

Un asno se subió al techo de una casa y brincando allá arriba, resquebrajó el techado. Corrió el dueño tras de él y lo bajó de inmediato, castigándolo severamente con un leño. Dijo entonces el asno:
 -¿Por qué me castigan, si yo vi ayer al mono hacer exactamente lo mismo y todos reían felizmente, como si les estuviera dando un gran espectáculo?

Trabaja siempre para lo que te has preparado, no hagas lo que no es de tu campo.

TU HUELLA


Tu huella

"Lentamente cae un atardecer en la playa, caminas a paso lento, puedes percibir como cae la tarde, de repente se te ocurre voltear y bajar tu mirada. Y con ello te detienes a observar como vas dejando huella en tu caminar"
Con la anterior ilustración quisiera mostrarte querido lector que tu estas llamado a transformar el mundo, con tu propia manera de caminar por ese sendero que llaman destino.
Nunca caigas en la simplicidad de la vida, en andar por trayectos ya descubiertos, atrévete a romper tus propios prejuicios y paradigmas, y comienza a asimilar cada acto de la vida como una única oportunidad para trascender y ser feliz.
No seas otro más que solo existe. Que no tiene propósitos y que quiere vivir recostado a los demás creyéndose lo mejor del mundo, llegará un día donde la vida misma se encargará de hacerle ver a estas personas lo equivocado que estaban con respecto ala vida. Por lo general esto suele suceder al final del camino cuando ya todo esta consumado.
El problema hoy en día, es que las personas creemos que nos queda mucho tiempo; para enmendar un error, para emprender un propósito, para dar un abrazo y decir te amo.
Estamos equivocados al creer que el tiempo nos pertenece y no es así. No olvides que; "lo único que te pertenece es este instante y ya es pasado". Por eso tu debes de comenzar desde ya a trabajar en lo que anhelas en lo que sueñas. Aprende a ser constante por lo que una de las causas mas frecuentes de nuestros fracasos es la inconstancia.
Por eso te recomiendo que seas perseverante en lo que te emprendas y siempre cree en ti "ya que no hay nada imposible sino hombres incapaces".
Me quisiera despedir diciéndote que tu y solo tu estás llamado a dejar la huella que alimente el amor en este mundo. No dejes que tu vida quede en el anonimato ve y atrévete a dejar tu nombre grabado en la historia de la humanidad, eso solo lo podrás lograr si trabajas con amor en los dones que Dios te obsequió, día a día ve puliéndolos y perfeccionándolos ponlos al servicio de los demás, solo así podrás dejar tu propia huella... y recuerda siempre que no importa cuantos pasos distes hacia atrás. Lo que importa ahora es cuantos vas a dar hacia adelante.
Colaboración de José Augusto Duque Suárez
Colombia

NUEVO DÍA


La fiesta de cumpleaños transcurría de maravillas, y la niña de trece años estaba emocionada ya que todos sus amigos pudieron celebrar con ella. Cada regalo era justo lo que quería. El último juego fue Ponle el rabo al burro, todos estaban especialmente ansiosos ya que el ganador recibiría un certificado de diez dólares para comprar pizza. Cuando le llegó el turno a la cumpleañera, dio un paso en falso y cayó encima de algunos amigos.
Todo era muy divertido, la niña no estaba dispuesta a rendirse aun después del incidente, así que continuó intentando poner la cola en cualquier parte excepto en el borrico de papel. Cuando le quitaron la venda de los ojos y pudo ver cuán lejos se encontraba del sitio correcto, exclamó: Sin duda, necesito que alguien dirija mis pasos.
Dios prometió dirigir nuestras pisadas si le permitimos hacerlo. El plan para nuestras vidas se trazó antes del comienzo del tiempo. Cada mañana podemos ir ante el Señor y tener una visión fresca de la dirección que nos dará ese día.
¿Enfrentas la toma de una decisión trascendental? ¿Necesitas guía y dirección? A través de las escrituras encontramos promesas de que Dios nos mostrará el sendero correcto. No tenemos que dar un paso en falso o andar a tientas con los ojos cerrados. Nuestro Padre celestial está ansioso por darnos sabiduría. Todo lo que necesitamos es pedirla, y Él dirigirá cada una de nuestras empresas.

RECUERDO VELÁ FLAMENCA DE LAS NIEVES 1993 NIÑA DE LA PUEBLA


PUBLICACIONES PARA LA HISTORIA DE ARCOS DE LA FRONTERA


MEDITACIÓN DIARIA


¿Cuánto cuesta un milagro?
Quisiera hoy, en estas horas de mí caminar frágil, dejar mi vida entre tus manos, como vasija humilde, como barro confiado.
Autor: Juan Rafael Pacheco | Fuente: Catholic.net



Teresa, la niñita de esta historia real, aquel día fue a su habitación, puso en un bolsillo de su jeans las monedas que había estado ahorrando de su merienda, y con paso resuelto se encaminó a la farmacia de la esquina.

Con total aplomo, esperó a que el farmacéutico le prestara atención, pero nada. Finalmente, con una moneda tocó repetidas veces en el mostrador.
 

-¿Qué es lo que quieres?--le dijo el hombre--¿No ves que estoy hablando con mi hermano que acaba de llegar de Chicago, y hace años no lo veo?

-Pues de mi hermano quiero hablarle. Él está muy enfermo y quiero comprar un milagro.

-¿Qué dices?

-Su nombre es Andrés. Algo muy malo le ha estado creciendo en su cabeza. Mi Papi dice que sólo un milagro puede salvarlo Dígame, ¿cuánto cuesta un milagro?

Con voz algo más suave, el farmacéutico le dijo que no tenía milagros a la venta, y que no podía ayudarla.

En eso intervino el hermano recién llegado al pueblo, un hombre muy bien vestido.

-¿Qué clase de milagro necesita tu hermano?
 

--No sé-replicó Tere medio asustada.--Sólo sé que está muy enfermo y Mami dice que necesita una operación y Papi dice que no pueden pagarla, que se necesita un milagro.

-¿Cuánto tienes?

-Cuarenta y un pesos.

-¡Qué coincidencia! ¡Exactamente lo que cuesta un milagro para hermanitos! Llévame a tu casa.
 

Aquel hombre era el Dr. Carlton Armstrong, cirujano especializado en neurocirugía, quien cubrió todos los gastos de la operación, salvando así la vida del niño.
 

La madre no se cansaba de repetir que habían presenciado un milagro real, sin saber cuánto pudo haber costado.
 

Jesús ha insistido una y otra vez que hay que ser como niños para llegar al Reino de los Cielos. Y lo que Jesús nos dice es que debemos actuar como niños, con la misma ingenuidad, con la misma seguridad, con la misma espontaneidad con que los niños confían plenamente en Dios.
 

Y a nosotros los grandes, ¡que trabajo nos da ponernos en sus manos!

El Padre Fernando Pascual comenta que tal parece tememos los proyectos de Dios para con nuestras vidas, y preferimos seguir nuestros propios gustos, decidir nuestros pasos, tenerlo todo bajo el control de nuestros deseos.

Y no acabamos de entender en esos momentos de dificultades que Dios tiene un camino distinto para nosotros, quizás difícil, quizás incomprensible, quizás lleno de espinas.
 

“Señor, ayúdame a descubrir ese proyecto. Dame fuerzas para confiar, para no olvidar que eres un Padre bueno. Permíteme reconocer que la Cruz es parte del camino del que ama, una astilla que nos permite contagiarnos del fuego de amor que tu Hijo trajo al mundo.
 

Quisiera hoy, en estas horas de mí caminar frágil, dejar mi vida entre tus manos, como vasija humilde, como barro confiado. Dejar que modeles en mi alma y en mi cuerpo tu proyecto; permitirte conquistar mis ideas y mis actos; y trabajar para que también otros, desde mi vida transformada, puedan avanzar hacia la esperanza y descubrir tu Amor eterno.”

Tere sí sabía cuánto costaba un milagro... cuarenta y un pesos, más la fe de una chiquilla.

Bendiciones y paz.