sábado, 15 de octubre de 2011

RECUERDOS CABALGATA CARNAVAL DE ARCOS DE LA FRONTERA 2008





Encuentran un planeta formado de diamantes

Encuentran un planeta formado de diamantes

Quiero despertar y…

Quiero despertar y…

FOTO DEL DIA: la verdadera amistad no conoce diferencias

FOTO DEL DIA: la verdadera amistad no conoce diferencias

Enseñar o dejar que aprenda por su cuenta

Enseñar o dejar que aprenda por su cuenta

El otro día se me ocurrió esta cuestión, que es lo mejor ¿enseñar o dejar que una persona aprender por su propia cuenta?

Si se le enseña a una persona, le podrías ahorrar un montón de sufrimiento, permitirías que avanzara de forma más rápida que otras personas que deben aprender por su propia cuenta, para cuando los demás hayan entendido lo que tu ya sabes, tu ya estarás uno o dos pasos más adelante.

El problema sería que perdería la oportunidad de experimentar, tal vez perdería interés en las cosas ya que se acostumbraría a que los demás le explicar las cosas, y la persona se podría hacer completamente dependiente de ti.

Pero si lo dejas aprender por su propia cuenta, esto podría tomar mucho tiempo, años tal vez, todo dependerá de la persona y de la situación. Y hasta tal vez tendría que repetir muchas veces las mismas circunstancias para entender el porqué de las cosas.

Aunque cuando lo logre, habrá experimentado todas las posibles situaciones y sabrá como afrontar cada una de las dificultades que se le vayan presentando en el camino.

En lo particular, creo que lo mejor sería orientar a las personas, es decir, decirles donde pueden buscar sin darles las respuestas, esto para que no sólo conozca la solución, sino para que comprendan el porqué de las cosas.
Colaboración de Néstor Martínez
México

Requiebros - La Fruta Madura

FÁBULA DE SAMANIEGO

Fábula  XI

11. Júpiter y la tortuga

A las bodas de Júpiter estaban
Todos los animales convidados:
Unos y otros llegaban
A la fiesta nupcial apresurados.
No faltaba a tan grande concurrencia
Ni aun la reptil y más lejana oruga,
Cuando llega muy tarde y con paciencia,
A paso perezoso, la Tortuga.
Su tardanza reprende el dios airado,
Y ella le respondió sencillamente:
«Si es mi casita mi retiro amado,
¿Cómo podré dejarla prontamente?»
Por tal disculpa Júpiter tonante,
Olvidando el indulto de las fiestas,
La ley del caracol le echó al instante,
Que es andar con la casa siempre a cuestas.
Gentes machuchas hay que hacen alarde
De que aman su retiro con exceso;
Pero a su obligación acuden tarde:
Viven como el ratón dentro del queso.

BIOGRAFÍA HERMANOS QUINTERO

SERAFIN Y JOAQUIN ALVAREZ QUINTERO
(1871-1938) (1873-1944)


Nacieron en Utrera y murieron en Madrid. Fueron ambos poetas, narradores, periodistas, pero, sobre todo, comediógrafos. Siendo todavía muy jóvenes, empezaron a escribir para el teatro, obteniendo innumerables éxitos y logrando una justa popularidad que rebasó las fronteras de España. Fueron miembros de la Real Academia de la Lengua. Colaboraron en varios periódicos y revistas tanto de España como de Hispanoamérica.

Sus poemas líricos, son agradables, alegres y llenos de ingenio, aunque fueron muy inferiores en calidad a su obra dramática. Poseyeron, ciertamente, indudable inspiración, emoción, garbo y también sentimentalismo, pero muy cercano a la sensiblería. Su modernismo es sumamente templado.

EL POETA Y LA POESÍA SALVADOR RUEDA

Cuando a media noche
los ramajes tiemblan,
el silencio interrumpen y pasan
las almas en pena.

NUEVO DÍA

Un hombre de edad avanzada vino a la clínica donde yo trabajo para hacerse curar una herida en la mano.

Tenía bastante prisa, y mientras se curaba le pregunté qué era eso tan urgente que tenía que hacer. Me dijo que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer que vivía allí.

Me contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un Alzheimer muy avanzado.

Mientras acababa de vendar la herida, le pregunté si ella se alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana.

No, me dijo. Ella ya no sabe quién soy. Hace ya casi cinco años que no me reconoce. Entonces le pregunté extrañado.

Y si ya no sabe quién es usted, ¿por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas? Me sonrió y dándome una palmadita en la mano me dijo: "Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella".

Tuve que contenerme las lágrimas mientras salía y pensé:"El verdadero amor no se reduce a lo físico ni a lo romántico. El verdadero amor es la aceptación de todo lo que el otro es, de lo que ha sido, de lo que será y de lo que ya no es"


MEDITACIÓN DIARIA

Dolor, humillación y gloria de las espinas
Meditaciones del Rosario. Tercer Misterio Doloroso. La Coronación de espinas. 
Autor: P Mariano de Blas LC | Fuente: Catholic.net

Dolor añadido, por si fuera poco la flagelación. Pero había que martirizar cada parte de su cuerpo. Después de la flagelación y la corona sólo quedaban sin torturar las manos y los pies. Pero por poco tiempo. 

Si sólo le hubieran coronado de espinas, excluyendo los demás tormentos, hubiera sido terrible, dolorosísimo; pero juntaron herida sobre herida, dolor sobre dolor, hasta convertir todo su cuerpo en una herida en carne viva.

Pero las espinas llevaban en su punta cruel un veneno; la humillación, la burla infinita contra el tres veces Santo. “De Dios nadie se ríe” se lee en la Biblia. ¿Qué de Dios nadie se ríe? Todos se burlaron, y de la forma más humillante: Fue un paréntesis que concedió la Misericordia a la maldad de los hombres: Se rieron, se burlaron, le pegaron, le escupieron, le torcieron la boca, le llamaron blasfemo a Dios. Y no cayó ningún rayo. ¿De Dios nadie se ríe?...De Dios se rieron todos en la pasión...

Pero la corona de espinas es gloriosa. Sus espinas terribles significan tanto amor, tanto perdón y tan gran misericordia que son benditas. Líbreme Dios de gloriarme si no es en las espinas de su corona. Los azotes, las espinas, las humillaciones gritan el amor de Dios a cada uno de los hombres. Me amaste y te entregaste a la flagelación por mí. Me amaste y te entregaste a la coronación de espinas por mí.

“¿Luego Tú eres Rey?- Le preguntó Pilato.

Sí. Rey de las espinas, el Rey del amor, de la Misericordia, el Rey de los corazones. Reinará siempre teniendo como escabel de sus pies a todos sus enemigos. Los que alguna vez le retaron, le insultaron, se befaron, caerán mudos de espanto a sus pies.

La forma de convertirse en rey contrasta con la de todos los demás: No fue por la espada, sino por la humillación. Pero su reino no es efímero como los demás. Es eterno y durará por los siglos de los siglos. Más vale que, si hemos guerreado en el bando enemigo, nos pasemos a sus filas como quien le pidió un día: “Acuérdate de mí cuando estés en tu Reino”. De lo contrario ese rey humilde del que todos se rieron, un día nos dirá: “Apartaos de mí para siempre”.

Rey de mártires , de confesores, de vírgenes...de los mejores hombres y mujeres que han existido. Rey de miles de niños y niñas que demostraron ser más valientes que muchos adultos. Rey de innumerables convertidos: transformados de asesinos y ladrones y perversos en santos. Rey de los más difíciles. La mitad de sus mejores súbditos fueron primero grandísimos sinvergüenzas. Se pasaron del otro bando al de Cristo. Tuvieron tiempo para pensarlo, y optaron por Él.

Si pienso en mis pecados a fondo, me turbo, me aniquilo, siento la tentación de la desesperanza. Por eso prefiero pensar en el amor que perdona toda esa deuda y entonces me enardezco y me apasiono de amor por Él. Judas se ahorcó con la soga de la desesperación. Pedro se salvó con las lágrimas del arrepentimiento y del amor triunfador. A todos los reprobados en el amor Jesús les ofrece una segunda vuelta con tres preguntas iguales:”¿Me amas?” Si la respuesta es “Tú sabes que te quiero”, pasan el examen, y son admitidos de nuevo en su ejército. Por eso, aunque uno sea malo, perverso, si se atreve a arrepentirse y a amar otra vez, tiene salvación.

¡Oh bendita corona de dolor, de humillación y de gloria! Líbreme Dios de gloriarme en nada si no es en la corona de espinas, en los azotes, los clavos y la cruz de Jesús, por los cuales he sido salvado del eterno dolor. En la Pasión todo habla de amor, grita el amor. Cada hombre cuenta con ese amor divino durante toda la vida. Todavía el último día uno puede exclamar:”¡OH divino y bendito dolor, sálvame!” Y siempre escuchará la misma respuesta: “Hoy estarás conmigo en el Paraíso”.

FOTOS Y VÍDEO EXPOSICIÓN " IN DIALOGO " SERENA FORTIN Y CARLOS JORKARELI EN ARCOS DE LA FRONTERA



FOTOS EN PORTADAS DEL DÍA DE HOY













GENTE DE ARCOS : JUAN MANUEL MARTÍN ALFONSO






JUAN MANUEL MARTÍN ALFONSO, POLICÍA LOCAL EN ARCOS


Juan Manuel nació el 28 de febrero de 1972 en L´escala – Girona, su familia es andaluza, de la localidad onubense de Villablanca, pero las cosas de la vida, un buen día del año 1966 hicieron las maletas y marcharon hasta L´escala.

Juan Manuel recuerda con nostalgia el colegio donde cursó sus estudios, C.P Empuries L´escala, al igual que a sus maestros, Jordi Piqué, Joaquim Teixidor, Rafael Bruguera, Merce Rueda,…

De las asignaturas que más le gustaban, lengua y educación física, quizás esto le valió para luego formarse como policía local, trabajo que desempeña desde hace 16 años, tanto en su localidad de nacimiento como actualmente en Arcos de la Frontera donde reside junto a su esposa, Mª José Serrano Pérez, con la que lleva casado 12 años y la hija de ambos, Blanca.

Como buen hijo y hermano que es, Juan Manuel, no olvida a sus progenitores Benjamín y María y como no, a sus hermanos, Antonio y Jordi.

De sus inicios en el panorama laboral, Juan Manuel recuerda que ha trabajado en la construcción ayudando a su padre, como camarero de hostelería, repartidor de helados, gruista y por lo que decidió que sería su destino, policía local.

Entre sus mejores recuerdos, no lo duda, el nacimiento de su pequeña, Blanca, que les llenó tanto a él como a su esposa de felicidad. El peor, el fallecimiento de algún familiar cercano.

En cuanto su trabajo le deja algún tiempo libre, lo dedica a su familia, pero también tiene momentos para disfrutar de sus aficiones, como leer, ver la tele, internet y entrenar al fútbol.

Juan Manuel reconoce que le tiene un especial cariño a Arcos de la Frontera (a pesar de no haber nacido aquí), porque fue precisamente en este bello pueblo de la sierra de Cádiz donde conoció a su esposa y donde están residiendo.

Este arcense de adopción quiere agradecer a su familia de Arcos, a sus amigos y compañeros de trabajo el haberle acogido con tanto cariño en este pueblo que ya considera suyo.

Mª José Lozano García.