.

.

Entrevista de portada

                           

 

Si fuera

LA BELLEZA NATURAL.... ARCOS DE LA FRONTERA

LA BELLEZA NATURAL.... ARCOS DE LA FRONTERA

ARCOS, UNA POSTAL PARA LA HISTORIA

ARCOS, UNA POSTAL PARA LA  HISTORIA

ARCOS DE LA FRONTERA EN LA HISTORIA

ARCOS DE LA FRONTERA EN LA HISTORIA

EN POSITIVO ....

EN POSITIVO ....

CALENDARIO DE EVENTOS

domingo, 12 de junio de 2016

RECUERDOS ...






SORTEO ONCE 12 DE JUNIO 2016


ARCOS MARAVILLA DE CIUDAD


FOTOS PROCESIÓN NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD, PATRONA DE JÉDULA 2014




























Profesorado del Colegio LA SALLE(Arcos).Curso escolar 1968-69 DE FRANCICO GARRIDO OCA


Con mis alumnos del Colegio La Salle(Arcos).Curso escolar 1968-69 FRANCISCO GARRIDO OCA


2015-06-13 PROCESIÓN SAN ANTONIO DE PADUA ARCOS DE LA FRONTERA 2015

2016-06-11 PROCESIÓN NUESTRA SEÑORA VIRGEN DEL ROCÍO DE LA VEGA LOS MOLI...

ARCOS MARAVILLA DE CIUDAD


VELADA VEGA LOS MOLINOS EN ARCOS DE LA FRONTERA 2016




ARCOS DE LA FRONTERA EN EL RECUERDO: ARCOS EN EL CINE - Los Guerrilleros (1962)

ARCOS DE LA FRONTERA EN EL RECUERDO: ARCOS EN EL CINE - Los Guerrilleros (1962): Título original: Los guerrilleros Año: 1962 Duración: 80 min. País: España Director: Pedro Luis Ramírez Guión: Antonio Mas-Guinda...

UN CUENTO...

Consejo chino

Una vez un campesino chino, pobre y muy sabio, trabajaba la tierra duramente con su hijo. 
Un día el hijo le dijo: "Padre, ¡qué desgracia! Se nos ha ido el caballo." 
"¿Por qué le llamas desgracia? - respondió el padre, veremos lo que trae el 
tiempo..." 

A los pocos días el caballo regresó, acompañado de otro caballo. "¡Padre, qué suerte! - exclamó esta vez el muchacho, nuestro caballo ha traído otro caballo." 
"¿Por qué le llamas suerte? - repuso el padre, veamos qué nos trae el tiempo." 

En unos cuantos días más, el muchacho quiso montar el caballo nuevo, y éste, no acostumbrado al jinete, se enfurecio y lo arrojó al suelo. E muchacho se quebró una pierna. 
"Padre, qué desgracia! - exclamó ahora el muchacho - ¡Me he quebrado la pierna!" 
Y el padre, retomando su experiencia y sabiduría, sentenció: 
"¿Por qué le llamas desgracia? Veamos lo que trae el tiempo!" 

El muchacho no se convencía de la filosofía del padre, sino que se quejaba en su cama. Pocos días después pasaron por la aldea los enviados del rey, buscando jóvenes para llevárselos a la guerra. Vinieron a la casa del anciano, pero como vieron al joven con su pierna entablillada, lo dejaron y siguieron de largo. 

El joven comprendió entonces que nunca hay que dar ni la desgracia ni la fortuna como absolutas, sino que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver si algo es malo o bueno.


La moraleja de este antiguo consejo chino es que la vida da tantas vueltas, y es tan paradójico su desarrollo, que lo malo se hace bueno, y lo bueno, malo. Lo mejor es esperar siempre el día de mañana, pero sobre todo confiar en que todo sucede con un propósito positivo para nuestras vidas.

BUENOS DÍAS DESDE ARCOS DE LA FRONTERA A TODO EL MUNDO

Los Markovitz era una de las pocas familias judías que vivían en un apacible suburbio de Pensilvania cuyas calles se llenaban de luces navideñas en Diciembre. Ellos en cambio, colocaban una menorá (Candelabro judío de nueve brazos) encendida en una ventana de su casa como recordatorio de que también era el inicio de la Hanuka, una de sus principales fiestas religiosas.
Un día, a eso de las 5 de la mañana Judy Markovitz se despertó al oír un fuerte ruido. Habían roto la ventana y arrancado la menorá.
Para los Markovitz fue una agresión que removió viejas heridas, ya que los padres de Judy habían estado en el pasado recluidos en un campo de concentración-.
Los Markovitz luego de recuperarse emocionalmente repararon la ventana y al terminar la reparación salieron a visitar al hermano de Judy, sin saber que sus vecinos se disponían a reparar algo más.
En la noche, cuando la familia Markovitz regresaba a su casa, un extraordinario espectáculo los sorprendió al doblar la calle: Casi todas las casas de la manzana estaban adornadas con una menorá resplandeciente. La hija de la pareja, Vicky, hoy día de 18 años, recuerda aquellas ventanas iluminadas como una señal de compasión y solidaridad. " Fue como si todos los vecinos dijeran: Si vuelven a romper las ventanas de ellos, también tendrán que romper las nuestras".
Compasión y solidaridad son dos joyas que necesitas hoy recuperar.
Reír con el que ríe y llorar con el que llora. Que nunca demos la espalda al que sufre, porque tarde que temprano se nos pagará con la misma moneda.


PROCESIÓN NUESTRA SEÑORA VIRGEN DEL ROCÍO DE LA VEGA LOS MOLINOS EN ARCOS DE LA FRONTERA

PROCESIÓN NUESTRA SEÑORA VIRGEN DEL ROCÍO DE LA VEGA LOS MOLINOS EN ARCOS DE LA FRONTERA